17/05/2020 - Déficit sanitario

Esperanza no cuenta con ninguna dosis de vacuna antigripal y antineumónicas

Mientras la pandemia por coronavirus tiene en vilo a las autoridades sanitarias del todo el planeta, en este hemisferio -y con el inicio del otoño y próximo invierno- se suma la circulación de la gripe junto a otros virus que habitualmente coexisten durante los meses de frío. Según datos de la OMS, en el mundo hay anualmente entre tres y cinco millones de casos graves de gripe y entre 250 y 500 mil de ellos terminan en muerte. La incidencia del virus de la influenza varía según la edad: es más frecuente en los niños (20/30%) y mucho menos en los adultos jóvenes (5/10%). Por Mario Dos Santos (Periodista)

Déficit sanitario
Esperanza no cuenta con ninguna dosis de vacuna antigripal y antineumónicas

Por Mario Dos Santos (Periodista)

Mientras la pandemia por coronavirus tiene en vilo a las autoridades sanitarias del todo el planeta, en este hemisferio -y con el inicio del otoño y próximo invierno- se suma la circulación de la gripe junto a otros virus que habitualmente coexisten durante los meses de frío. Según datos de la OMS, en el mundo hay anualmente entre tres y cinco millones de casos graves de gripe y entre 250 y 500 mil de ellos terminan en muerte. La incidencia del virus de la influenza varía según la edad: es más frecuente en los niños (20/30%) y mucho menos en los adultos jóvenes (5/10%).

La mayor tasa de internaciones y hospitalizaciones por influenza se observa en los extremos de la vida (mayores de 65 años y menores de cuatro) y también se registran tasas altas -tanto en adultos como en pacientes pediátricos- en personas con algunas enfermedades preexistentes o comorbilidades, como embarazo, enfermedad renal, pacientes inmunocomprometidos, etc. que presentan peor pronóstico en caso de contraer la enfermedad.

Vale recordar que la vacunación antigripal se encuentra incluida en el Calendario Nacional de Vacunación que reúne a todas las vacunas que tenemos que darnos, de manera obligatoria y gratuita, a lo largo de nuestra vida. En Argentina –y para esta particular temporada 2020- por decisión del Ministerio de Salud de la Nación, se adelantó 15 días esta inmunización, direccionada hacia los mayores de 65 años y el resto de la población más vulnerable frente al coronavirus, quienes tienen -más que nunca- indicación de recibir la vacuna antigripal.

Si bien la vacuna antigripal no previene el COVID-19, la razón por la que este año las autoridades sanitarias hicieron más énfasis en que los grupos con mayor riesgo se vacunen lo antes posible, fue para evitar la circulación conjunta del coronavirus y los diferentes virus de la influenza (gripe) que predominan en la época invernal; dos enfermedades que tienen muchos aspectos síntomas similares y que pueden provocar neumonía.

Por eso –y para el caso de las personas mayores de 65 años- al recibir la vacuna antigripal, se aprovecha la oportunidad para aplicar la vacuna contra neumococo que corresponda. El neumococo es una bacteria que coloniza las vías aéreas superiores y puede ser causa de diversas enfermedades de variada gravedad. En nuestro país es la principal causa de neumonía y meningitis. Existen más de 90 variedades (serotipos) de neumococos de agresividad variable y según los países prevalecen unos u otros. Queda claro que la vacunación disminuye la portación y la circulación de la bacteria en la comunidad.

No obstante todo este conocimiento sanitario, y al hecho de que la vacunación antigripal y antineumónica se encuentra incluida en el Calendario Nacional de Vacunación que reúne a todas las vacunas que tenemos que darnos DE MANERA OBLIGATORIA Y GRATUITA, en la ciudad de Esperanza y al día de la fecha, es imposible obtener alguna o todas estas vacunas –de manera gratuita u onerosa- en los puntos de vacunación habilitados por la autoridad sanitaria a través del SAMCo y Cruz Roja.

Tampoco a través del sistema PAMI, cuya Dirección Ejecutiva Nacional informó en su oportunidad, que “el operativo para aplicar la vacuna antigripal se desarrolla en 6.600 farmacias adheridas de todo el país”, recomendando a las personas afiliadas “respetar el cronograma de vacunación y llamar a la farmacia antes de asistir para cerciorarse de que se está realizando la vacunación”.

Sin embargo, si ingresamos al sitio web del PAMI nacional se obtiene el calendario de vacunación completo del mes de Mayo con el número de documento correspondiente a cada día, junto al listado de farmacias adheridas de cada localidad del país para realizar estas vacunaciones. Pero para la ciudad de Esperanza figura un solo efector adherido, la Farmacia Fuentes (en Moreno 742), quienes si bien realizaron de manera escasa (por falta de stock) estas vacunaciones en meses anteriores, en el actual no cuentan con unidades disponibles ni información de reposición al respecto. Esta situación es de conocimiento de la oficina local del organismo, con los mismos resultados.

Es innegable que en el escenario actual de pandemia por coronavirus, los datos así lo indican, se anticipó y triplicó la demanda de vacunas antigripales en todo el país. Esta situación, sumada a ciertas dificultades de stock, distribución, licencias del personal de salud, medidas de distanciamiento social y modificaciones en el los circuitos habituales de aplicación, generan que muchas personas comprendidas en los grupos de riesgo aún no hayan podido recibirla. Por eso, esta nota no pretende cargar las tintas u ofender a los profesionales e instituciones de la salud, al personal de enfermería, farmacéuticos, agentes sanitarios y vacunadores, quienes en nuestra ciudad, como a lo largo de todo el territorio nacional, colaboran para llevar adelante estas estrategias de vacunación en el difícil marco de una pandemia mundial, con una demanda de vacunación e insumos que llega a triplicar la de otros años y con las medidas de distanciamiento social que hacen más lento y dificultoso todo el proceso.

Pero todas aquellas personas u organismos con niveles de responsabilidad en la cuestión debieran tomar nota de este grave déficit, ya que la ausencia de estas vacunas en la ciudad de Esperanza no es un tema banal ni menor. Mucho más si recordamos que a los denominados sectores vulnerables lo componen los adultos mayores de 65 años, embarazadas, personas con enfermedades crónicas renales, respiratorias, cardíacas, obesidad, diabetes o con inmunocompromisos y menores de dos años que es fundamental que se vacunen como todos los años para prevenir la gripe, neumonías, etc. y sus complicaciones.