31/07/2020 - Conductores sin casco

CHOCAN 2 MOTOS

El accidente ocurrió hoy en en Barrio Los Troncos, de Esperanza. Los 2 hombres lesionados fueron trasladados por diferentes ambulancias al SAMCo para recibir atenciones médicas. //////////// Condenaron por encubrimiento agravado a bioquímico policial.-

Hoy al mediodía se produjo un choque entre dos motocicletas en la esquina de Santiago del Estero y Müller y Colombo, frente al Centro de Atención Primaria de la Salud en el Barrio Los Troncos, de Esperanza..

Por causas que se trtan de esclarecer el impacto se produjo entre las dos motos que eran conducidas por dos hombres. Uno de 18 años y el otro alrededor de 60 años.

Los motociclistas circulaban sin casco protector reglamentario y sufrieron heridas sangrantes, siendo atendidas en principio por el personal médico del CAPS Los Troncos y luego por el personal médico y enfermeros del SIES 107 que llegaron al lugar con dos unidades móviles.

Del operativo participaron agentes del Comando Radioeléctrico y luego sumariantes de Comisaría Primera que comenzaron con los peritajes previo al retiro de las dos motocicletas del lugar.

Foto : Gentileza José Zencluzen.-
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Condenaron por encubrimiento agravado a bioquímico policial

(Por Ornella Pazzi para El Litoral) – “Sí señor”. Así aceptó Oscar César Noroña (44) su culpabilidad por el encubrimiento en un caso de abuso sexual con acceso carnal. El bioquímico esperancino, que ejercía en el laboratorio de la PDI del Departamento Las Colonias, recibió la pena de 3 años de cumplimiento condicional y una inhabilitación especial para ejercer cargos públicos, según lo dispuesto por el juez Octavio Silva.

El fiscal Federico Grimberg llevó la causa luego de que su colega, la fiscal de la Unidad de Violencia de Género (Gefas), María Celeste Minniti, sospechara que se habían manipulado los resultados de un estudio bioquímico que solicitó en el marco de una causa por abuso que estaba investigando. Había ordenado un análisis en la pollera de la víctima, que tenía una mancha visible en la zona delantera, para determinar la presencia de antígeno prostático en la prenda.

En manos de Noroña estaba realizar la pericia, y el profesional “intencionalmente” tomó una muestra de una zona en la que “evidentemente” no había indicios de material genético, con el objetivo de que el estudio arrojara resultados negativos, beneficiando así al imputado por abuso. Ante esta situación, la fiscal Minniti solicitó al laboratorio de la PDI de Recreo que repitiera el análisis en las muestras recogidas por Noroña, cuyo resultado fue el mismo.

Una bioquímica que también recibió esas muestras se percató de que la razón de que no se encontrara rastro alguno de antígeno prostático era que la macha en la pollera -que era claramente visible- no había sido “recortada”, es decir, no se habían tomado muestras de esa zona del material textil. Una vez cortada y analizada la mancha, el resultado dio positivo.

Posición jerárquica

El bioquímico fue detenido en enero, y no demoró ni dos horas en comunicarse con la fiscal para informarle que conocía al imputado por abuso, y a su familia, porque lo atendía en su consultorio particular. El 14 de enero fue imputado ante el mismo juez que este jueves lo condenó, el Dr. Octavio Silva, por “encubrimiento agravado”. La fiscalía señaló que el bioquímico “se valió de su posición jerárquica y funciones asignadas en la estructura de la policía de la Unidad Regional XI para desplegar los actos por los que se lo acusa”, y encubrió a un acusado de abuso a una niña menor de edad. Permaneció en libertad bajo alternativas y firmó un juicio abreviado, en el que las partes -el fiscal Grimberg y el defensor Néstor Oroño- acordaron la pena de 3 años de ejecución condicional.

Además, Noroña tendrá una inhabilitación especial para ejercer cargos públicos en cualquiera de los poderes del Estado durante el tiempo de la pena, y se le aplicarán algunas reglas de conducta durante dos años, entre ellas fijar residencia y someterse a la supervisión de la Dirección Provincial de Control y Asistencia Pos Penitenciaria (DPCAPP).



Por : El Litoral.-