14/12/2021 - Esperanza :

Investigan si el vecino del machete que atrapó al ladrón se excedió en la legítima defensa

La Justicia actuó de oficio: se descubrió que el delincuente es menor y que sufrió lesiones. Los padres del chico no instaron una acción legal

Alejandro Benítez, el fiscal de la ciudad de Esperanza, en la provincia de Santa Fe, decidió actuar de oficio en el caso del vecino del machete, el hombre que descubrió a un presunto ladrón intentando robarle el auto, lo corrió, lo capturó y lo obligó a pedir perdón y a mostrar la cara ante una cámara de seguridad. Frente a la intervención de la Justicia, se descubrió que el delincuentes es menor de edad, que sufrió lesiones leves por parte del dueño del coche y ahora se investiga si incurrió en un exceso en la legítima defensa.

Fuentes de la investigación informaron a Infobae que la causa por el intento de robo del auto ahora pasará a la Justicia de Menores, pero que el fiscal Benítez “pudo constatar que el vecino le provocó lesiones leves al adolescente”, por lo que esa es la calificación legal provisoria contra el hombre pese a que “los padres del chico no instaron acción legal”.

“Paralelamente, se investiga si existe la posibilidad de que el vecino haya incurrido en un exceso en la legítima defensa”, dijeron las fuentes consultadas por este medio sobre cómo actuó el hombre cuando golpeó con el machete y sometió al menor agarrándolo de los pelos y poniéndolo de rodillas sobre la vereda.

Todo sucedió el sábado pasado en la ciudad de Esperanza, cabecera del departamento Las Colonias, ubicada a unos 38 kilómetros de Santa Fe capital. El delincuente circulaba en bicicleta y se detuvo ante un auto estacionado: enseguida eligió ingresar por la puerta del conductor para robarlo.

Una cámara de seguridad de esa cuadra captó la secuencia y el dueño del coche, al ver lo que sucedía, decidió actuar: sin remera y con un machete en la mano, se acercó hacia su coche y sorprendió al ladrón. Primero le aplicó un golpe en la espalda con el mango del arma blanca y el chico intentó escapar. No llegó muy lejos.

El vecino logró atraparlo, lo tomó del cuello del buzo y, por la fuerza, lo llevó hasta la cámara de seguridad: allí lo obligó a pedir perdón. Luego, continuó gritándole al tiempo que le pegaba reiteradamente mientras el chico estaba arrodillado y juntaba las palmas de las manos en señal de arrepentimiento.

El dueño del coche, tras algunos minutos de tensión y enojo, le pidió al ladrón que juntara todas las cosas que había arrojado mientras intentaba huir y lo dejó ir sin dar aviso a la Policía, por lo que no hubo una denuncia. Sin embargo, al ver el video que se viralizó el fiscal Benítez decidió actuar de oficio en el caso.

No es la primera vez que un vecino intenta hacer justicia por mano propia. En julio pasado, dos grupos de vecinos en los partidos bonaerenses de Pilar y La Matanza protagonizaron dos repudiables intentos de linchamiento a presuntos ladrones.

En el barrio San Jorge de Pilar varias personas atacaron a dos presuntos delincuentes que habrían intentado robar las pertenencias de unos jóvenes que se habían juntado a jugar al fútbol. En el video se puede ver el momento en que un vecino tomó por la fuerza a uno de los asaltantes y le sacó la ropa y el calzado. Cuando quedó completamente desnudo, lo dejaron irse. Su cómplice, en tanto, intentó escapar, pero fue golpeado por los vecinos que lo corrieron y lograron tirarlo al piso.

En Isidro Casanova, en tanto, cuando un adolescente de 16 años fue reducido, golpeado y atado a un poste por vecinos que lo reconocieron y acusaron de haber robado la semana anterior en dos comercios de la zona.