07/05/2022 - Botín millonario

Cinco entrerrianos imputados por el millonario robo a una despensa de barrio La Orilla

Tres de ellos escaparon y se mantuvieron prófugos durante varias semanas, pero finalmente fueron atrapados en Paraná. En la fuga, la policía encontró más de 4 millones de pesos y 2 kilos de cocaína.

El juez penal de Santa Fe, Nicolás Falkenberg, ordenó la prisión preventiva sin plazo para los cinco acusados de perpetrar un millonario robo en una despensa de barrio de la ciudad de Esperanza, tras lo cual protagonizaron una persecución que terminó en las afueras de Santa Fe, cuando chocaron contra un patrullero. Dos fueron aprehendidos en el lugar, en cambio los tres restantes escaparon por zona de campo y bañados.

La medida cautelar de encierro dispuesta por el magistrado provincial fue producto del acuerdo alcanzado entre el fiscal del departamento Las Colonias, Alejandro Benítez y los defensores particulares Claudio Torres del Sel, Natalia Giordano y Miguel Cullen.

Previamente, el fiscal Benítez atribuyó los delitos a cada uno de los miembros de la banda, los cuales fueron previamente identificados como Eduardo Daniel Tarsia, Maximiliano Atilio Damián Casala, Andrés Gustavo Fernández, Damián Suárez Puigarna y Cristian Alberto Rivero, todos con domicilio en la ciudad de Paraná.

Los cuatro primeros cuentan con el asesoramiento técnico de la dupla Torres del Sel-Giordano, en tanto que al último en caer preso lo defiende el Dr. Cullen.

Planteo y competencia
A propósito de la audiencia celebrada este viernes en el subsuelo de los tribunales santafesinos, el Dr. Torres del Sel confirmó que «se hizo la imputativa por la causa de Esperanza» y se dispuso «la preventiva que consentimos todos». Cuatro de ellos «están presos y procesados en el Federal, no tenía sentido discutir la cautelar», aclaró.

Y si bien actualmente los acusados se encuentran detenidos a disposición conjunta de la Justicia provincial y federal, «vamos a hacer un planteo en ésta última para que decline la competencia en favor del Ministerio Público de la Acusación de Esperanza».

«Consideramos que se trata de un único hecho y por más que haya habido droga en el auto utilizado para cometer el robo, no se los puede acusar por las dos cosas», dijo el letrado.

Cobrar una deuda

La teoría defensiva está «de acuerdo a lo que declararon dos de los imputados en la causa, que dicen que fueron a cobrar una deuda y se llevaron las dos bolsas, pero que no sabían que en una había droga; y de haberlo sabido, el delito está contenido dentro de la figura de robo». Por último, Torres del Sel aclaró que «lo vamos a estudiar bien para hacer el planteo, pero vamos a pedir la declinación en favor de la provincia».

Este viernes ninguno de los acusados prestó declaración ante el juez Falkenberg, no obstante, sus defensas expresaron la necesidad de que se los traslade a una cárcel de la ciudad de Paraná, de donde son oriundos, a lo que juez hizo lugar, siempre y cuando su par federal así lo admita.

Los cinco están acusados por los delitos de «robo calificado en poblado y en banda y por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse como acreditada» cometido en una despensa de la calle Moreno al 4800, en el barrio La Orilla de la ciudad de Esperanza, durante la mañana del lunes 21 de marzo.

Botín millonario

Hasta allí llegaron a bordo de un auto Fiat Palio rojo con vidrios polarizados, se bajaron y entraron al almacén haciéndose pasar por clientes. Apenas dominaron la escena, desenfundaron sus armas y redujeron a la dueña del local, que en ese momento se encontraba con una clienta.

Les reclamaron la plata y las dejaron maniatadas en el baño. Según declaró la víctima, los delincuentes se llevaron $ 9.000.000 y U$ S 19.000, de los cuales sólo se recuperaron $ 4.637.400 que estaban en una bolsa de nylon en el baúl del auto.

Además de lo exorbitante de la suma denunciada para un comercio de barrio, surgió un dato crucial que abrió otras aristas de investigación y refiere a que el dueño del negocio y pareja de la víctima, es un ex convicto, recientemente condenado por infracción a la ley de estupefacientes.

Como correlato, fueron hallados dos ladrillos de cocaína de máxima pureza, por un peso total de 2,138 kg. que se encontraban en el baúl del Palio en el que fugaron.

Fuga y captura

Apenas cometieron el robo, los entrerrianos emprendieron el regreso por ruta 70, en dirección a Santa Fe. Pero la rapidez con la que se denunció el hecho ante la policía de Esperanza, permitió montar un exitoso operativo cerrojo.

Una unidad de la policía de Empalme San Carlos con dos uniformados los interceptó en el cruce de las rutas 70 y 5, a metros del peaje de Esperanza. Los servidores públicos realizaron un control de documentación y allí recabaron la identidad de cuatro ocupantes que hasta ese entonces no sabían que ya estaban siendo buscados.

Pero al surgir las primeras sospechas, el conductor del Palio apretó el acelerador y se escapó, lo que originó una persecución que terminó en uno de los accesos al barrio La Tablada, por circunvalación oeste, en el sector norte de la ciudad de Santa Fe.

El mismo patrullero que los identificó, terminó impactando contra la puerta del acompañante del vehículo en fuga. Dos de los ocupantes -Tarsia y Fernández- quedaron lesionados dentro del habitáculo, mientras que los otros tres escaparon.

Investigación

Con el correr de los días y gracias a la labor conjunta de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de Las Colonias y la División Robos y Hurtos de la policía entrerriana, se pudo dar con el paradero de Suárez Puigarnau y Casala, el pasado 12 de abril en zona del balneario Thompson de Paraná.

Este miércoles fue apresado Rivero, que se desempeñaría como empleado de la Municipalidad de Paraná, con domicilio en un departamento de la calle Panamá al 700, desde el cual lo sacaron esposado y lo trasladaron a Santa Fe para ser llevado a tribunales, junto a sus consortes de causa.

En el fuero Federal

Por el hallazgo de la droga en el baúl del auto, el juez federal Nº 1 de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, procesó a Tarsia, Fernández, Suárez Puigarnau y Casala, como coautores del delito de «transporte de estupefacientes, agravado por el número de personas intervinientes» y dictó la prisión preventiva para los cuatro. Ante la noticia de la última detención, el fiscal federal Nº 1, Gustavo Onel, solicitó se fije fecha para recibirle declaración indagatoria a Rivero, la cual podría tomarse la semana próxima.

Publicado por El Litoral en www.ellitoral.com