08/01/2020 - Por 180 días

Perotti decretó el congelamiento de salarios de funcionarios públicos

La decisión incluye al personal jerárquico que forme parte del gabinete, de las empresas, sociedades y entes estatales por un lapso de seis meses.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dispuso el congelamiento de salarios de funcionarios provinciales desde el 1ero de enero de 2020 y por el término de 180 días. El decreto lleva la firma de Perotti y el ministro de Economía de la provincia, Walter Agosto.

La medida encuentra sus motivos en "el actual contexto socioeconómico de la provincia de Santa Fe" y en su "situación financiera deficitaria", lo que "impacta negativamente en el cumplimiento de pago" y de "las deudas contraídas con anterioridad al inicio de esta gestión", señala el decreto 0005 del Ejecutivo.

Perotti decretó el congelamiento de salarios de funcionarios públicos por 180 días.

Así, el gobierno de Perotti se hizo eco del pedido del presidente Alberto Fernández de extender el paquete de medidas solidarias a las provincias. En este sentido, cabe recordar que los legisladores nacionales imitaron el gesto, como así también los de la Legislatura provincial. Otras disposiciones estatales, como el Pami, tomaron medidas similares recientemente, al igual que numerosas gestiones provinciales, intendencias y comunas.

Según expresa la resolución, se decreta el congelamiento de salarios "de todo el personal que integre la planta de Autoridades Superiores y Personal de Gabinete de la Administración Pública Provincial Centralizada y Descentralizada, empresas y sociedades del estado, y de los otros entes públicos".
También, "los salarios de aquel personal que en tal carácter forme parte, en representación del estado provincial, de todo otro entre y/u organismo público en el que el estado provincial tenga participación en el capital y/o en al formación de su voluntad".

El decreto se enmarca en la delicada situación económica y social del país y la provincia. Según la actual gestión, la deuda que dejó el gobierno de Miguel Lifschitz es de unos $25.000 millones con un déficit de $15.000 millones.