20/12/2020 - La Defensoría del Pueblo le pidió al Banco de Santa Fe

"Que suprima la oferta de seguros que se realiza por cajeros automáticos"

Los clientes de la entidad se ven sorprendidos por la promoción de servicios, esencialmente seguros, que se hace a través de sus cajeros automáticos e induce a confusión.

El defensor del Pueblo de la provincia Santa Fe, Raúl Lamberto, solicitó a las autoridades del Nuevo Banco de Santa Fe que tomen las medidas pertinentes para suprimir la operatoria de contratación de distintos tipos de servicios, esencialmente seguros, a través de la red de cajeros automáticos por la confusión que produce en los clientes, que se ven sorprendidos por la aparición de este tipo de ofertas de manera intempestiva.

“Son numerosas las quejas de clientes del banco, en su mayoría jubilados, dando cuenta de la confusión a la que se vieron expuestos al operar en cajeros automáticos por la oferta de seguros de distinto tipo, de manera poco clara, e incluso mencionaron que, pese a rechazarlos, el banco les practicó el descuento”, describe el defensor en la nota enviada a la entidad financiera.

“La situación se agudiza en los tiempos que transcurren, donde a causa del aislamiento muchas personas, generalmente provenientes de sectores vulnerables, están operando por cajeros automáticos cuando habitualmente lo hacen mediante ventanilla”, agrega en su argumentación.

Más adelante, señala que, “si bien el banco ofrece canales para revocar o rescindir estas contrataciones, son trámites lentos y dificultosos para quienes desean realizar el reclamo, ya sea por los canales virtuales y más aún los presenciales”.

Al especificar la situación, Lamberto manifestó que los cargos que figuran en los movimientos de las cajas de ahorro de estas personas son en su mayoría en concepto de seguros por robo, por extravío y por incendio, entre otros.

Añade que “los titulares de las cajas de ahorro del Banco de Santa Fe han seguido los canales correspondientes para realizar los reclamos tanto a la entidad financiera como a las compañías de seguros sin resultados positivos, aunque están amparados por la legislación vigente” ya que son descontados “contrariando la voluntad y buena fe de los usuarios”, y describe más adelante el derrotero de los ciudadanos afectados que comenzó con el llamado al número telefónico 0800-444-6273, el servicio de atención a clientes del Banco de Santa Fe sin poder lograr contactarse.

“Ante esa circunstancia, decidieron enviar cartas certificadas con aviso de retorno a las compañías de seguros, sin resultado alguno, persistiendo en el descuento de dichos conceptos”, continúa.

“Los clientes, en su queja ante la defensoría, mencionan que una de las últimas gestiones fue acercar en forma personal al Banco de Santa Fe notas de intimación extrajudicial, para que sean derivadas y remitidas hacia las autoridades correspondientes sin poder lograr que fueran recibidas, frustrando el deseo de finalizar un reclamo que, sostienen, es ilegítimo a todas luces”, agrega.

En virtud de ello, el defensor insistió en la necesidad de cesar con esta operatoria que se presenta de manera confusa y resulta onerosa para quienes se ven afectados por ella.