28/08/2020 - San Jerónimo Norte :

Una ciudad dividida por un médico preso por abuso sexual a menores

Este viernes al mediodía se desarrolló una marcha en San Jerónimo Norte, Departamento Las Colonias, para pedir “justicia” y “la libertad” de Miguel Marchisio, el médico que está en prisión preventiva, acusado de abusar sexualmente de dos pacientes, ambas de 16 años. La manifestación partió desde la parroquia y llegó hasta la Municipalidad, donde la familia del médico dejó un petitorio para que “sea entregado por el intendente a la Justicia.

Este viernes al mediodía se desarrolló una marcha en San Jerónimo Norte, Departamento Las Colonias, para pedir “justicia” y “la libertad” de Miguel Marchisio, el médico que está en prisión preventiva, acusado de abusar sexualmente de dos pacientes, ambas de 16 años.

Vecinos allegados a la familia del profesional, acompañados por el sacerdote de la ciudad, Jorge Montini, y por otros curas que no estuvieron de manera presencial pero enviaron su apoyo desde distintas localidades, marcharon en bicicletas, motos y autos para exigir la prisión domiciliaria para Marchisio, ya que aseguran que está “en un delicado estado de salud”.

La manifestación partió desde la parroquia y llegó hasta la Municipalidad, donde la familia del médico dejó un petitorio para que “sea entregado por el intendente a la Justicia.

Se desconoce por qué se lo dieron al intendente, ya que no es su deber oficiar de intermediario ni tampoco tiene alguna injerencia o competencia en el Poder Judicial.

Cabe recordar además que cuatro abogados distintos solicitaron la domiciliaria para Marchisio y a todos se les denegó teniendo en cuenta las pruebas reunidas por el fiscal de Las Colonias, Alejandro Benítez, que lleva adelante la investigación.

La foto que ilustra esta nota muestra a San Jerónimo Norte dividida, por un lado los que apoyan al galeno, que está en una situación judicial realmente complicada, y por el otro quienes creen los relatos estremecedores de las dos víctimas menores de edad y que pintaron en las paredes de la parroquia la frase “Marchisio abusador, Iglesia cómplice”.

Dos abusos

El profesional de la salud fue imputado por abuso sexual simple y abuso sexual gravemente ultrajante, por hechos que habría cometido en 2019 en medio de consultas a dos pacientes en el Centro de Atención Municipal.

A fines de junio, el CAM fue allanado al igual que la vivienda de Marchisio por orden del fiscal Benítez y desde entonces permanece privado de su libertad.

Las numerosas pruebas en su contra lo dejan en una situación realmente complicada y todo hace parecer que su caso se encamina a una condena.

Por : santafe24.com.ar